jueves, 27 de octubre de 2011

Somos muy jóvenes... y ¿qué?

Esa es una de las muchas excusas que me pone mi chico para decirme que no quiere hijos. Está bién, mi chico tiene 25 años y yo tengo 23, es verdad, somos jóvenes, pero y ¿qué?

Desde los 17 estoy con él, a los poco más de 18 me vi lo bastante madura para irme a vivir con él y lo hice, dejé de vivir con mis padres porque sentía la necesidad de avanzar con nuestra relación, aprendí muchas cosas, una de ellas que las cosas no son tan fáciles cuando dejas el hogar de tus padres. De repente, tienes que crecer y empezar a mantenerte solo, y la verdad es que no es fácil.

La convivencia va bien, al principio, son muchos cambios y es dificil adaptar las dos vidas, pero lo hemos superado.

Ahora necesito la necesidad de seguir avanzando...pero no puedo avanzar sola.

Así que, si somos muy jóvenes, pero,¿acaso es eso un problema? yo lo tengo muy claro, para mi, no. Pero para él si.

Nos pondremos algún día deacuerdo? sólo el tiempo lo dirá...

1 comentario:

alma dijo...

Es difícil la espera, complicada porque a tu alrededor sólo ves a mujeres embarazadas, carritos, bebés ...

La gente te dice q paciencia, pero eso es fácil de decir y no de llevar a cabo.

la solución? pues no hay otra q seguir deseando ser madre pero intentar mantener tu mente ocupada (busca hobbies) y será más fácil la espera a q se decida por fin.

ojalá ese día llegue pronto (yo me tiré años esperándolo también).

besos


Alma